Fátima Sanz

Marketing y Ventas

Comparte

¿Existen lagunas en la motivación laboral?

¡No dejes que la carencia de automotivación forme una laguna en la motivación corporativa! 

 

Como ya sabemos, la automotivación es un factor importante en el rendimiento de los empleados y, a grandes rasgos, se clasifica en dos:

  1. Centrada en el ego: focalizando la misma en los resultados de otros.
  2. Centrada en la tarea: aquella dependiente de los resultados y retos propios o personales, y focalizada en el progreso individual y el dominio del mismo.

 

La automotivación real es aquella que se centra en la tarea. El hecho de que nuestros empleados cuenten con este tipo de motivación repercute en su felicidad y la posibilidad de disfrutar del empleo en sí, del buen clima laboral y de los programas de motivación e incentivos que otorga la compañía. Esta supone ventajas en términos de bienestar personal y eficacia profesional, así como beneficios directos para la compañía. Independientemente de que dicha motivación, al fin y al cabo,  dependa de uno mismo a nivel departamental, como compañía podemos ayudar a nuestros empleados a conseguirla de la siguiente manera:

 

 -- Implanta la cultura del feedback, es la forma efectiva para detectar la carencia de automotivación. (Pincha aquí si quieres leer nuestra publicación sobre  la cultura del feedback).

 -- Recuérdale a tus empleados que “la felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace”.

 -- Potencia la ilusión hacia las cosas, y en su caso haz que se apoyen en la responsabilidad.

 -- Haz que preparen su mente ante posibles adversidades: es importante preparar la mente para los momentos malos y saber gestionar los pensamientos para no abandonar “la lucha”.

 -- Sé comprensivo ante los posibles fallos del empleado: el empleado debe ser consciente de que se puede fallar, pero también hay que tener en cuenta que una vez sí, pero no recurrentemente.

 -- Potencia sus virtudes, y ellos las explotarán. Deben saber cuáles son sus logros y cuál está siendo su progreso.

 -- Instaura objetivos alcanzables: haz que luchen por los objetivos y se proyecten en el futuro. El hecho de imaginarse logrando sus propósitos puede ser de ayuda.

 

Asimismo, el desarrollo de un programa de motivación e incentivos que cumple con los requisitos necesarios para un progreso efectivo, unido a un buen clima laboral, facilitará la automotivación intrínseca de los empleados. ¡Dale la importancia que se merece, es un factor fundamental! Y no dejes que su carencia forme una laguna en la motivación corporativa.

Quizá te pueda interesar

Adelante! Quiero suscribirme a LebenNews

×
¡Vamos!