El influencer interno

Imagen entrada blog

El empleado es el mejor influencer de la empresa. Cada vez se dedican más esfuerzos en buscar prescriptores externos sin pensar que el mejor es, sin duda, el propio trabajador. ¿Quién mejor que él para construir a la reputación de marca?

El employee engagement, que se define como el compromiso y la implicación del empleado con la empresa, forma ya parte de los planes estratégicos de comunicación corporativa. Este tipo de estrategias no están solo pensadas para que el empleado sea feliz en el trabajo: también están planteadas para aumentar las ventas y la productividad. Se ha demostrado que cuanto mayor es el engagement más feliz es el trabajador, y un empleado feliz es un empleado comprometido con su trabajo.

Si son los empleados quienes hablan de la marca conseguiremos

  • Mayor credibilidad, ya que confiamos más en personas corrientes que, sin pertenecer al staff directivo, opinan sobre algo, en este caso sobre su empresa, por encima de CEOs o directivos.
  • Más publicidad de la marca: aumentamos la relevancia del mensaje incluyendo los difundidos por el propio trabajador y de esta manera compartimos más rápido y en mayor cantidad.
  • Más contenido compartido por los contactos de los empleados: hasta 24 veces más, respecto al publicado por la propia marca.

¿Cómo podremos aumentar el employee engagement?

  • Consiguiendo que los empleados se sientan parte de la compañía: haciéndoles partícipes de los logros conseguidos, ofreciendo información sobre próximos proyectos, etc.
  • Generando contenido interesante a través de formaciones, artículos, redes sociales oficiales, etc.
  • Escuchando activamente y animando a participar en debates internos.
  • Llevando a cabo encuestas de clima laboral para conocer el estado de satisfacción de nuestros empleados y, de esta manera, poner los medios para mejorar.
  • Políticas de recompensas: a través de programas de fidelización y propuestas de motivación interna donde los empleados encuentren premios y reconocimiento a su trabajo.

No podemos olvidar que un trabajador satisfecho con su entorno laboral es un trabajador motivado que estará comprometido con la marca para la que trabaja. De su fidelidad nace la mejor publicidad para la empresa. ¡No desaprovechemos la oportunidad de tener entre los nuestros a los mejores embajadores!

  • Compartir: