Incentivos emocionales internos: mucho más que un incentivo

Imagen entrada blog

Los incentivos laborales son una de las mejores herramientas para motivar a los empleados y mejorar su productividad. 

Todos sabemos que el salario económico importa en la satisfacción laboral de los empleados, pero hoy en día el talento valora otros aspectos como la cultura de la empresa, el buen ambiente laboral o los beneficios extra. Los denominados ‘’incentivos emocionales’’; el sueldo no es el único factor a tener en cuenta para impulsar la motivación y la fidelidad de la plantilla

Tener un programa claro de incentivos internos te ayudará a tener una plantilla más motivada, eficaz y comprometida. En definitiva, a tener unos empleados más productivos.

Algunos ejemplos de incentivos emocionales internos son:

  • Horario flexible y buen ambiente laboral- Un horario que permita compaginar la vida familiar y privada con el empleo, es uno de los “Incentivos emocionales” con mayor repercusión en la satisfacción de los empleados. 
  • Formación y posibilidad de crecimiento- Que una empresa ofrezca oportunidades de crecer como profesional también es un ejemplo de retribución emocional y sobre todo una inversión de futuro.
  • Ayuda a la comida- Uno de los principales gastos del día a día para una persona es la alimentación, por eso con un comedor gratuito o tickets para restaurantes estás reduciendo de otra manera el gasto mensual. Si no te lo puedes permitir, crear un espacio agradable donde los empleados puedan relajarse y prepararse el almuerzo, es una alternativa muy valorada. 
  • Guardería y baja por maternidad o paternidad- Compaginar el trabajo con el cuidado de los hijos no es tarea fácil, sobre todo al principio. Gestionando tickets para canjear en centros para niños también supone un descanso y tranquilidad para los padres.

Podrás comprobar los grandes beneficios que proporciona un programa de incentivos bien planteado. Una buena motivación es el anticipo de una adecuada salud emocional de los empleados y de un incremento en la productividad. Si los empleados están contentos y estimulados, quedará reflejado en sus acciones diarias.

  • Compartir: