La gestión del talento humano

Imagen entrada blog

Ya no se debería hablar de gestión de los recursos humanos, seguramente esta terminología terminará quedándose obsoleta, ahora se ensalza la gestión del talento humano. Los empleados son el motor de las compañías, en torno a ellos las organizaciones nacen, crecen y si no se gestionan adecuadamente, desaparecen. Las habilidades del empleado, y la gestión de las mismas por parte de las organizaciones, juegan un papel cada vez más importante en el éxito.

¿Por qué este cambio de paradigma?, ¿por qué gestión del talento humano?

  • Porque hemos dejado de lado la época industrial, época en la que el trabajador era únicamente requerido para las necesidades específicas del puesto y un recurso fácilmente sustituible. Y época en la que no existía relación entre el trabajador y la empresa.
  • Porque lo que está claro es que no tiene sentido referirse a un trabajador como un simple recurso. El empleado es parte del capital de la compañía y su trabajo, capacidades y desarrollo son indispensables para lograr los objetivos marcados.
  • Porque no hay mejor fórmula para gestionar el talento que forjar una relación, entre la empresa y el empleado, que tenga en cuenta las habilidades y objetivos personales.
  • Porque el talento es potencial, y el potencial (humano) es todo lo que una persona es capaz de alcanzar en cualquier ámbito de su vida. La empresa debe ser consciente de este hecho y desarrollarlo focalizándolo en los objetivos corporativos.
  • Porque la implantación de herramientas tecnológicas, dentro de las estructuras empresariales, nos permiten gestionar y segmentar grandes flujos de información, facilitando tanto el descubrimiento del talento oculto, como el mejor desarrollo del potencial ya existente (ERPs, acciones tácticas de gamificación, soluciones de comunicación verticales, etc).
  • Porque se ha demostrado que el talento no tiene fronteras, y en muchas ocasiones el coste de retención es muy inferior al de la pérdida. Interiorizar cuanto antes el cambio de paradigma en la gestión de los empleados es vital, para comenzar a crear estrategias y tácticas que reduzcan la fuga de talento.

Recuerda que los empleados no son “objetos robots”, son talento humano que deben desarrollar sus capacidades y habilidades en su actividad diaria. La gestión debe ir por tanto acorde a esto, se debe gestionar el talento humano.

  • Compartir: